Volver a noticias

Semillas de Coix, propiedades y beneficios

  • 24 diciembre 2019

Las lágrimas de Job son un pasto de hoja ancha ramificada. Esta planta es originaria de China, India, Sri Lanka, Pakistán y Malasia, en estos países asiáticos es considerada un alimento nutritivo y saludable. Sus semillas, también llamadas semillas de Coix, tienen forma de lágrima y las encontramos en diferentes colores como el amarillo, blanco, café y púrpura. Tanto la raíz de la planta como las semillas son utilizadas con fines medicinales.

Cómo actúa la semilla de Coix

- Dispersa la humedad y regula el metabolismo del agua. Estas semillas estimulan la eliminación de la humedad y otros factores patógenos, así como el calor. Esta depuración se realiza por vía diurética, es decir, por vía urinaria.

- La semilla de Coix es un gran nutriente, el cual aporta gran cantidad de energía al bazo y al estómago. Esto favorece el control de las diarreas debidas a deficiencias digestivas. Debemos destacar que no es un tonificante digestivo, aunque en compañía de otros tonificantes puede favorecer o potenciar dicha actividad.

- Contiene una gran cantidad de sustancias mucilaginosas, por lo que ayuda al control de las diarreas, ya que favorece el espesado de las heces. Además, contribuye al fortalecimiento del bazo y el estómago, ya que regula las pérdidas de los líquidos y como ya hemos dicho, las heces, mejorando de esta forma el tránsito gastrointestinal.

- La lágrima de Job alivia los espasmos y los dolores artríticos. Mediante la diuresis, esta planta ayuda a eliminar factores patógenos causantes de este tipo de sintomatología.

- Disminuye la inflamación y la descarga de pus, ya que elimina la acumulación de humedad, calor y otras toxinas, una vez más a través de la diuresis.

Advertencias y precauciones

Las semillas de Coix parecen ser seguras si se consumen en las cantidades presentes en los alimentos. No obstante, como todavía no hay suficiente información sobre los suplementos compuestos por esta planta, es importante tener presente una serie de precauciones antes de decidir consumirla.

- Embarazo y lactancia: si estás embarazada o crees que podrías estarlo, debes saber que no es seguro tomar lágrimas de Job. Las investigaciones en animales sugieren que el embrión puede sufrir daños en su desarrollo, por lo que ante la duda mejor no consumirlas. Lo mismo sucede durante la lactancia, no hay estudios que aseguren que consumir lágrimas de Job durante la lactancia sea seguro, por lo que mejor ser precavida y evitar su uso.

- Cirugía: Las lágrimas de Job podrían reducir los niveles de azúcar en sangre, por lo que existe cierta preocupación con que su consumo pueda interferir en el control del azúcar en sangre, tanto durante, como después de una cirugía. Si consumes estas semillas, deja de tomarlas por lo menos dos semanas antes de una cirugía programada.

Como siempre decimos, introducir alimentos de los que tenemos poca información en nuestra dieta conlleva riesgos, por lo que en caso de duda o de padecer alguna enfermedad a la que creas que puede afectar, es mejor consultar con tu médico de cabecera.