Volver a noticias

Lactancia materna y la dieta vegana

  • 24 diciembre 2019

Cuando las madres primerizas deciden optar por la lactancia materna, lo más frecuente es que se encuentren con distintas opiniones que juzgan de forma anticipada esta decisión, pero si además la madre resulta ser vegana, las creencias de la gente y la libertad que estos se toman para opinar se multiplican. Conozcamos la realidad sobre la relación entre el veganismo y la lactancia.

Veganismo y lactancia

Muchas son las dudas que atacan a las futuras madres veganas cuando se acerca el momento de comenzar la lactancia. ¿Será bueno para el bebé? ¿Crecerá sano? ¿Le aportará la leche materna todos los nutrientes que necesita?

La Asociación Americana de Dietética afirma que tanto la dieta vegetariana como la vegana, siempre que estén bien planteadas y planeadas, son óptimas para cualquier fase del ciclo vital, por lo que se incluye también en el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia.

Por lo general, los bebés de madres vegetarianas presentan al nacer un peso similar al de los bebés de madres que no lo son, cumpliendo con los pesos de referencia de lo que se considera un bebé sano. Además, las madres vegetarianas tienen una serie de ventajas durante su embarazo, así como durante la lactancia, ya que presentan un menor riesgo de obesidad, hipertensión y preeclampsia (tensión arterial alta en una mujer embarazada que suele ir acompañada de pérdida de proteínas en la orina y retención de líquidos).

Consejos para la lactancia

A continuación, enumeraremos algunos aspectos importantes que aquellas mujeres vegetarianas embarazadas o lactantes deben tener en cuenta tanto por su salud como por la del bebé.

- Incrementar progresivamente la ingesta de calorías: 

Uno de los factores clave para un embarazo saludable es la ganancia de peso de la madre, por lo que se recomienda aumentar la ingesta de alimentos en 100 kcal el primer trimestre, 300 kcal más los dos siguientes trimestres y 500 kcal durante la lactancia.

-Ingerir una variedad de alimentos nutritivos: 

Durante el embarazo y la lactancia, como hemos comentado, debemos aumentar la ingesta de calorías por lo que deberemos consumir alimentos con mayor valor nutricional. De esta forma, se recomienda consumir de 3 a 4 raciones diarias de alimentos del grupo “legumbres y alternativas a las legumbres”, de 7 a 10 raciones de verduras y frutas variadas y de 7 a 11 raciones de cereales cada día.

Incluir una fuente fiable de vitamina B12 cada día

La vitamina B12 es un nutriente que solo se encuentra en productos de origen animal. Para evitar la deficiencia de esta vitamina puedes usar alimentos enriquecidos en B12 como cereales de desayuno enriquecidos, batidos de soja enriquecidos, tofu enriquecido, algunas “carnes” vegetales enriquecidas, algunas levaduras de cerveza enriquecidas. Pero a pesar de tomar estos alimentos es posible que durante la lactancia debas tomar un suplemento de la vitamina, habla con tu médico sobre este asunto.

- Tomar un suplemento con 400 mg de ácido fólico y 30 mg de hierro en el embarazo

Esta importante recomendación se aplica a todas las mujeres embarazadas, sean o no vegetarianas. Nuestro jarabe Floradix Floravital, cuya función es la misma que Floradix, es el complemento alimenticio perfecto para embarazadas y madres lactantes veganas.

Además de estas recomendaciones, se deben seguir las propias del embarazo como evitar el consumo de alcohol, no fumar, no tomar en ningún caso más de 300 mg de cafeína al día, así como toda aquella indicación o prescripción dada por tu médico.