Volver a noticias

Dieta Keto, ¿Saludable?

  • 12 diciembre 2019

La dieta Keto tuvo su momento de auge el año pasado, pero a día de hoy, sigue siendo una tendencia de alimentación seguida por muchos. La premisa que sigue esta dieta se basa en eliminar o reducir al máximo el consumo de hidratos en pro de las grasas y las proteínas. Este régimen es seguido desde hace mucho por deportistas de alto nivel, pero cada vez más personas la comienzan a seguir con el propósito de adelgazar.

Antes de aventurarnos a sumarnos a la dieta keto, conviene que conozcamos en qué consiste, cuáles son las pautas a seguir y sus consecuencias.

En qué consiste la dieta keto

La dieta ‘keto’ es la forma abreviada de denominar a la dieta cetogénica. Este nombre hace referencia a un modelo de alimentación que tiene como objetivo la creación de cuerpos cetónicos, es decir, compuestos metabólicos generados por nuestro organismo como respuesta a la falta de reservas de energía.

Como sabemos, los alimentos nos aportan los nutrientes y la energía necesaria para que nuestro cuerpo funcione. Los hidratos de carbono son la principal fuente de esa energía, es decir, los músculos recurren primero a la concentración de glucosa en sangre.

Cuando los niveles de glucosa son insuficientes, los músculos buscan la energía en las reservas de glucógeno, es decir, en los hidratos de carbono. Cuando se terminan estas reservas entramos en fase de cetosis.

Cuando se entra en cetosis, los ácidos grasos se transforman en el hígado mediante un proceso en el que nuestro metabolismo busca obtener energía de la forma más rápida posible. En este momento es cuando se liberan los cuerpos cetónicos, es decir, las moléculas que nuestro organismo empleará como fuente energética al no poder obtener glucosa.

Dieta cetogénica para adelgazar

Pese a que no se trata de una dieta milagro exprés, tampoco es la solución definitiva para perder peso. Sí es cierto que diversos estudios afirman que una dieta cetogénica ayuda a adelgazar, no obstante, no es una dieta milagro ni resulta la panacea del adelgazamiento, además de que no se recomienda mantenerla a largo plazo.

La justificación científica que confirma que una dieta keto puede ayudar a la pérdida de peso se basa en las siguientes premisas:

- El organismo recurre a la grasa para producir energía, por lo que un mayor gasto energético contribuye a una mayor pérdida de peso.

- Al reducir o eliminar por completo los hidratos de carbono, no se acumulan, por lo que tampoco se concentran en forma de grasa.

- Aumenta la saciedad y disminuye el apetito.

Resumiendo, la dieta keto consiste en un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas que busca llevar a nuestro organismo a un estado de cetosis en el cual el cuerpo se ha quedado sin reservas de energía y tiene que recurrir a las grasas para usarlas como combustible inmediato, sobre todo para el funcionamiento de los músculos.

Como siempre decimos, no todos los tipos de alimentación están recomendados para todo el mundo, por lo que antes de realizar cambios o tomar decisiones recomendamos consultar con tu médico de cabecera o con un especialista.